Abanca, Cajamar y el fondo Cerberus pujan fuerte por el negocio español del Grupo Caixa Geral de Depósitos… y la primera en la carrera es la entidad que preside Juan Carlos Escotet. Las negociaciones van “por muy buen camino”, según fuentes conocedoras, y todo apunta a que no será hasta que pase el verano cuando se tome la decisión definitiva.

El Gobierno luso, como avanzó OKDIARIO, quiere que sea Abanca la entidad que se lleve ‘el gato al agua’, y todo apunta a que así será por el buen camino de las negociaciones que están llevando a cabo la española y la portuguesa. “Abanca tiene todas las papeletas para llevarse Caixa Geral”, señalan fuentes conocedoras del proceso, que afirman que este mismo mes de julio se dará a conocer la decisión. “Se han estudiado los tres bancos y Abanca es la gran favorita”, insisten las mismas fuentes.

Los motivos por los cuales Abanca es la más firme candidata a quedarse con Caixa Geral son tres. El primero de ellos es que la entidad que dirige Juan Carlos Escotet ha prometido mantener la actual plantilla del banco, requisito casi indispensable para el Ejecutivo luso, que tiene como una gran preocupación salvaguardar los puestos de trabajo de los más de 500 empleados que tiene el banco.

Otro de los factores que acercan a Abanca y Caixa Geral es la buena relación que la primera mantiene con Portugal, toda vez que cuentan incluso con ficha bancaria propia. Cabe recordar, en este sentido, que el pasado mes de marzo Abanca se llevó la unidad de banca de particulares de Deutsche Bank’s Private & Commercial Client Portugal, lo que les reportó una cartera crediticia bruta de 2.400 millones de euros, 1.000 millones de euros en depósitos y 3.100 millones de euros fuera de balance, cifras que elevan su volumen de negocio a los 6.500 millones de euros.

Este movimiento, paradójicamente, será muy positivo a la hora de que el Ejecutivo luso tenga que decidir por quién decantarse. Abanca, a fin de cuentas, es la única de las tres candidatas con tanta presencia en Portugal y, por tanto, con relaciones empresariales y con las autoridades regulatorias de nuestro país vecino.

Las fuentes consultadas por OKDIARIO aseguran que aún no hay un precio definitivo y que ese es, precisamente, uno de los puntos que podrían decantar la balanza hacia uno u otro lado. Sin embargo, la predisposición de Portugal porque sea Abanca quien formalice la operación deja muy allanadas las negociaciones.

Abanca

Abanca, con sede en Galicia, es una de las diez primeras entidades financieras españolas por volumen de activos. Cuenta con 700 oficinas distribuidas por España y otros nueve países: Brasil, México, Panamá, Venezuela, Francia, Alemania y Reino Unido (en todos ellos a través de oficinas de representación), Portugal (con ficha bancaria propia) y Suiza (presente con ambas modalidades).

Por resultados, el banco ha anunciado recientemente que obtuvo en 2017 un beneficio neto de 367 millones de euros, un 10% más que en el ejercicio anterior. La actividad del banco en el pasado año se tradujo en una mejora consistente y significativa de los principales indicadores en materia de rentabilidad, calidad del riesgo, solvencia, liquidez y dinamismo comercial, lo que permitió cumplir los objetivos estratégicos fijados para el trienio 2014-2017, han explicado la compañía.

Abanca tuvo al cierre de 2017 un elevado nivel de capitalización (ratio CET1 del 14,6%) y una holgura de 1.762 millones sobre los requerimientos. El máximo órgano de representación de la entidad financiera gallega ha aprobado las cuentas anuales individuales y consolidadas de 2017, así como los informes de gestión verificados por la firma auditora KPMG.

Okdiario Economía