El ex preso político y opositor al régimen venezolano asegura que no será totalmente libre hasta que Venezuela no sea libre

"Nos escandaliza la dimensión de la dictadura en Venezuela pero antes permitimos las atrocidades de Cuba y de eso no se habla"

Lorent Saleh: "La Venezuela de Maduro es un Estado mafioso y terrorista"

P: Hay quienes entienden la democracia como un juego de suma cero…

R: Meterse con la democracia, jugar con los resentimientos y hacer política desde el odio no es un juego. Se desatan fuerzas que son difíciles de controlar. Las polarizaciones políticas hacen de los individuos seres irracionales. Estos experimentos raros nunca terminan bien. Siempre tienen consecuencias nefastas para la libertad.

P: ¿No tienen los ciudadanos su propia parte de culpa?

R: La libertad no está sola, va de la mano de la responsabilidad. Estos fenómenos dictatoriales suceden en las sociedades donde el individuo permite al poder político total impunidad y al sistema hacer más de lo que debe. Tenemos que aspirar a la autonomía personal como parte de un ecosistema social. No podemos dar un cheque en blanco a los políticos porque no siempre tienen las mejores intenciones.

P: En España el ejército es una de las instituciones más valoradas. ¿Qué papel juega en Venezuela? ¿Es brazo armado del régimen?

P: En Venezuela la dictadura son los militares. No son aliados del régimen, ellos son el régimen. El poder está absolutamente concentrado y son los militares corruptos quienes lo tomaron. Su lealtad no está determinada por un ideal político sino por la complicidad en la comisión de delitos y crímenes al servicio de Maduro, Diosdado o el PSUV. Y si alguno se rebela sabe que se enfrenta a una mafia.

“La dictadura en Venezuela son los militares. Militares corruptos. Ellos son el régimen. Lo controlan todo”

P: ¿Cómo resolverlo?

R: Se lo he dicho al presidente Sánchez. La oposición venezolana tiene una convicción democrática absoluta. Es pacífica y el régimen se aprovecha de su nobleza. Yo que vengo del núcleo duro nunca me he planteado la lucha armada. Salimos a protestar pacíficamente a sabiendas de que nos iban a masacrar. No podemos solos con esto. La rendición del régimen llegará cuando la comunidad internacional diga basta. No hay recetas mágicas. Los criminales están identificados, los crímenes documentados y los Gobiernos lo saben. No hacen falta buques de guerra. Sólo hace falta voluntad política y hacer cumplir la ley ante los tribunales.

P: ¿Qué opina entonces de la insistencia de Zapatero en el diálogo?

R: Tendrá muchas razones por las que insiste en eso de la manera en que ha fracasado. La presión política sin diálogo es un suicidio pero el diálogo sin presión política es una tontería. Es oxígeno para el régimen. Yo no voy a valorar las intenciones de Zapatero y su diálogo, sólo él y la dictadura las saben. Lo que sí creo es que la voluntad de ser libre es poderosa.

“No voy a valorar las intenciones de Zapatero y su diálogo. Sólo él y la dictadura las saben”

P: Dices que no serás completamente libre hasta que Venezuela lo sea…

Tengo tatuada en mi brazo derecho una frase de San Agustín que dice: “Nadie puede ser perfectamente libre hasta que todos lo sean”. Mi celda no quedó vacía. Ahora hay alguien inocente que está siendo maltratado. Estoy muy comprometido y he consagrado mi vida a la causa de la libertad y los Derechos Humanos, principalmente en mi país porque la situación es terrible. Tanto que desde hace más de 12 años ningún órgano internacional puede entrar en Venezuela.

P: ¿Crees que la defensa de los Derechos Humanos varía según el signo político de la dictadura que atenta contra ellos?

R: Ese es el gran reto. Hay una realidad en Arabia Saudí, algo pasa ahí, por ejemplo. EEUU es aliado de los opositores en Venezuela y Cuba en la causa de los Derechos Humanos pero al mismo tiempo mantiene Guantánamo en la isla. Yo tengo mis ideas políticas y económicas pero por encima de eso hay valores elementales que no son un mero capricho. El reto es no ser cómplice de tus propios amigos ni callar cuando son los que están en el poder. Lo mismo en los medios de comunicación.

P: ¿Es peor blanquear a una dictadura para hacerla pasar por democracia o negar que hay democracias donde se derrochan tintes totalitarios?

R: Cuando empiezan a vueltas con las ‘democracias singulares’… La democracia es democracia. Lo correcto es lo correcto. Las ambigüedades son excusas y atajos. Nos escandaliza la dimensión de la dictadura venezolana cuando antes hemos permitido verdaderas atrocidades en Cuba. ¿Por qué no hablamos de eso? ¿De cuánta gente han fusilado en Cuba? ¿Eso es simpático? Porque parece haberlo sido para el mundo mucho tiempo. La dictadura cubana se acostumbró a matar, los cubanos se acostumbraron a que les matasen, el mundo se acostumbró a lo que sucedía y lo convirtió en algo normal. Pero la realidad es que nadie quiere vivir allí.

P: Sánchez va a viajar a Cuba, ¿se lo has explicado así a él?

R: Yo le expliqué muchas cosas. Ojalá no se equivoque. Ojalá haga lo que tiene que hacer.

P: Podemos, demagogia, separatismo catalán, … ¿Crees que España está en peligro?

R: No es lo mismo ver las cosas de cerca que de lejos. Estoy seguro de que habrá muchos intereses en debilitar la nación española. España es importante para el mundo y, especialmente, para América Latina como referente, hermana mayor o madre de nuestras patrias. Ojalá España no retroceda, que lo hiciese sería lamentable. La libertad es lo más valioso en la vida de un hombre. Perderla es triste. Yo no quiero que nadie, ni en Venezuela, ni en España, pase por lo que yo he pasado.

Okdiario España